Martes 29 de Julio de 2014
 
  
Vida Laboral > Contenidos
En el misterio muerte de obrera de Gildan
 
A cinco meses de la muerte de la obrera Benny Raquel Pineda Guzmán aun no se esclarece las causas de su fallecimiento. Sus familiares y compañeras de trabajo no salen del asombro por la forma tan repentina y misteriosa en que ocurrió su deceso.

A solicitud de la Fiscalia del Ministerio Publico se le practico una autopsia pero hasta el momento no se conoce los resultados de la misma ni cualquier otra diligencia o investigación para determinar que determine los resultados de la autopsia practicada

Benny Raquel laboraba para la empresa maquiladora Gildan San Miguel ubicada en Choloma, Cortes.

Según el relato de su esposo Juan Carlos García, ese 16 de junio, Benny salio como de costumbre a las 5:20 de la mañana de su casa de habitación ubicada en La Colonia 1 de Marzo de El Progreso a tomar el bus que la recogería para trasladarse a la fabrica. “Iba con calentura, dolor en el cuerpo, dolor de cabeza” también la noche anterior había presentado los mismos síntomas.

“Le pregunte si la acompañaba, pero ella contestó que solo iba a presentarse, y si sentía mal esperaría hasta que saliera el bus por la tarde “dijo.

Llegando a la empresa Benny fue atendida rápidamente por el medico, supuestamente le fue aplicada una inyección y un medicamento para dolor de estomago. En poder del esposo se encuentran unas muestras del medicamento ranitidina y andi-lisin que fueron entregadas por el medico y personal de la empresa para mostrar que tratamiento le aplicado a Benny Raquel.

Estando en el seguro, como a las dos de la tarde se puso mal en la silla y le dieron convulsiones, se puso morada, un muchacho la atendió, la ingresaron y la bañaron y le hicieron limpieza estomacal porque botaba un liquido azul.
Murio como a las tres de la tarde.

Fue a eso de las seis de la tarde que su hermano José Alfredo recibió la fatídica noticia de los ejecutivos de la empresa Gildan, poniéndose además a la disposición para atender las necesidades inmediatas de la familia.


La obrera iva a cumplir ocho años de vivir con su esposo. Deja tres niñas:
Cindy Yamileth de ocho años, Yazmin Sugey de seis años, y Estaphany Gabriela de dos años. Su esposo tiene un taller de ebanisteria, alquilaban una casa y ahora el esta viviendo donde su mamá.

La empresa entregó 15,000.00 lempiras para gastos fúnebres y quedó pendiente de responder una solicitud del esposo para que le ayuden en la construcción de una casa, porque no tiene recursos y debe cuidar sus tres hijas. Juan Carlos a ido unas tres veces a las oficinas de Gildan en El Progreso, después de esa fecha, pero no ha encontrado a nadie.


Raquel tenia 13 años de haberse venido de Yoro, la cabecera del departamento, y a esa corta edad trabajó en las desaparecidas empresas maquiladoras Chicorh y Qr Fashion en El Progreso.


En la empresa Gildan de El Progreso laboró durante cuatro años.
Cuando esta empresa cerró en septiembre del 2004 estuvo durante tres meses en Prodexx El Progreso y luego en Yoo Yang de La Lima.

Hacía dos meses había empezado a laborar nuevamente en Gildan Choloma.
Antes nunca presentó problemas graves de enfermedades.

Aunque los medicos del seguro social presumen envenenamiento, la verdad es que desconocen las verdaderas causas pero Juan Carlos descarta totalmente que su esposa haya ingerido algo con el proposito de hacerse daño. El quiere que se esclarezca la situación, pero en verdad no save cuales son las diligencias que debe realizar y hasta ahora no ha encontrado apoyo.
 
Fuente: Vida Laboral Edic. # 22, noviembre 2005
 

 
   
Comunicación Comunitaria
Gobierno de Aragón
Fundación Ecología y Desarrollo
Honduras Laboral es una publicación de Comunicación Comunitaria (COMUN)
con el apoyo de Fundación Ecología y Desarrollo y el Gobierno de Aragón, España.
Edificio Plaza La Amistad, carretera salida a Santa Rita, teléfono/ fax (504) 647-3247, El Progreso, Yoro, Honduras.
Sitio desarrollado por el Programa TIK de Fundación Pacificar.
123123